miércoles, 19 de noviembre de 2008

QUE INJUSTICIA

Y mira que te entiendo Miguel. No sabes bien cuanto. Siempre fui un incomprendido. Siempre señalado por todos. Y ahora te veo a ti tan joven. Comparada tu obra con la capilla Sixtina. y cobrando una talegada por una bonita obra que parece un cruce entre esfinteres, la gruta de las maravillas, el atrezzo de los teletubbies y la paleta de colores del photoshop. Y sólo quería que supieras que he tratado de vender una obra a la comunidad de vecinos y me han dicho que mu bonita pero que nasti. qesta la cosa que da bocaos. Y que antes cambiar los contadores que poner colgajos en el descansillo.

Mi obra se llama. " Soledad entre colores". Es una metafora sobre la soledad del hombre moderno en la sociedad de la información. En ella plasmo esa soledad entre la vida y el individuo.

En un juego semiótico de colores que estrangulan la vida del hombre moderno. Y eso que yo sólo pedía 1000 euros. A que no es justo Miguel? Voy a tomarme un apellido tuyo con naranja para ahogar las penas.

4 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Con mi Miguel no te metas, jeje.

Juanma dijo...

Genialidad total...Yo me tomaré el apellido con un cubito de hielo, a ver si nos sirve para algo, ¿no?
Un abrazo, querido amigo.

Lacava dijo...

¿Has hablao con el del Rinconcillo, pare?... lo mismo traga. Que tú sabes que ese es mu vanguardista pa la decoración.

Aunque pensándolo bien, y después de analizar detenidamente tu obra ¿qué quieres que te diga...? yo le veo una cierta perpectiva profunda y profusamente oblicua que desencadena en una atmófera subliminalmente reconfortada de texturas... O sea, que un mojón pa ti.

P.D. "avecuandoconvíayadunavé"

Amargurista dijo...

Te lo compro por lo que pidas.