martes, 25 de noviembre de 2008

LA SIESTA DEL BURRO


Hoy es una mañana de estar en casa. Desayuné a eso de las 8 30 y la hora que es la tostá debe de andar por el tobillo. Estoy en casa. Estudiando por conseguir un trabajo. Entre tema y tema me ha dado por escribir. He acabado "Sistemas de Gestión" y para celebrarlo me he hecho café. Y aquí sentado en la ventana ha empezado a entrar el sol. De repente el mundo parecía hecho de plastilina de vivos colores. Sólo olía el café de lejos y de repente dejé de ver. Fue un instante tan placentero, no tanto como tus besos. Hasta que pasó mi madre por la puerta y me dijo.
"Niño los burros son los que duermen la siesta antes de comer". Ahí es nada.

4 comentarios:

La gata Roma dijo...

Yo esta mañana también estoy en casa, pero me tomé el café a las ocho y media como tu la tostada, y no volví a hacer…
En mi casa hay otra filosofía: La siesta del Marqués, una hora antes de comer. Lo mismo es que los marqueses son burros.. vaya, podría dedicarle media hora a pensar en esto, si…
Kisses

Luz de Gas dijo...

Yo también hoy de relax, pero no he podido disfrutarla, no he parado en toda la mañana.

Una cabezadita ponle el nombre que quieras, nunca viene mal.

NATURAL DE SEVILLA dijo...

No te hacen falta muchas florituras ni adornos, para llamar a las cosas por su nombre. Los burros están muy valorados por los sabios.

Híspalis dijo...

Yo estoy en cambio trabajando, para variar, pero degustando siempre tus textos. Siempre.

Un fuerte abrazo.