viernes, 5 de septiembre de 2008

ROMA



Siempre me crucé contigo. De ciudad eterna a eterno urbanita. Roma eres una opción, siempre lo eres. Ahora te cruzas en mi camino, ahora te encuentro muy cerca tan cerca que ya puedo oler tu aire. Volveré a escribirte cuando te conozca, cuando me encuentre por tus calles.

4 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Buen ojo

El callejón de los negros dijo...

Hace unos minutos he escrito que Roma no era la ciudad eterna sino la ciudad universal y es que la eterna es aquella que al imperio le da la vuelta para convertirla en el motor del mundo (del mundo que queremos no el que tenemos que funciona con petroleo).

Saludos
Antonio

La gata Roma dijo...

¿Qué te voy a decir yo? Podría perder la objetividad, y decirte que no es una opción, es la opción. Estoy segura de que no te va a defraudar.
Seguro que es increíble lo que escribes tras conocerla.
Kisses

el aguaó dijo...

¿Te faltaba amigo Canónigo?

Juraría que ya la conocías. Piérdete por sus calles, saborea sus deliciosas ruinas, acaricia su olor antiguo, escucha sus amaneceres y contempla sus atardeceres.

Y si tienes dudas, cisita a nuestra querida Gata Roma.

Un fuerte abrazo amigo.