lunes, 19 de mayo de 2008

TUS CURVAS


Allí te ví, voluptuosa bañada en chocolate, tenías la sensualidad propia de un atardecer de verano, un cuerpo para el pecado desde tu base hasta arriba, me mirabas con indiferencia y yo te miraba con deseo, con tanto deseo que salí andando Alcaicería hacía arriba para no pecar contigo.
Y es que al falta de pan, buenas son tortas.(o merengues)

2 comentarios:

Glauca dijo...

¡Que rico!.
Me pierden los dulces y sobre todo el chocolate...

Lacava dijo...

A eso, se le echan un par de pastillitas de sacarina, y sin problema... ¡pa dentro!