miércoles, 21 de mayo de 2008

MEMBRILLO


Sin duda eras tu la de aquel retrato, coloreado en la lata, y dulcificado en el interior.
Una vez que tu contenido se agotaba servías de tambor en las improvisadas procesiones de pasillo en las que nazarenos de papel y pasos de cartón servían al despertar de un capillita ensimismado ante tu rostro, hace poco me crucé esta foto, y recordé una infancia que amoldó a este cofrade sin remedio que os habla.
P.D. Las fotos antiguas son fruto de un regalo, vienen del fondo de un fotógrafo francés llamado Roising, o algo así.
Aguaó la de la torre del Oro estoy investigándola pero creo que tiene que ver con la exposición del 29, por cierto cuando acabes tus exámenes avisa, que tenemos con lacava y varios más unos coroneles pendientes.

1 comentario:

el aguaó dijo...

Las fotos antiguas siempre son joyas amigo. Me alegro que hayas encontrado un tesoro.

Un fuerte abrazo.

P.D. No te preocupes que os mantendré informado del fin de mis oposiciones.