miércoles, 28 de mayo de 2008

LA VETA


Te miré, estabas en ese rincón del bar en el que nadie te atendía, tu que fuiste protagonista de muchos desayunos y de muchas tapas de mediodía, ahora en la noche mientras barrían el bar para cerrar te vi desconsolado en una esquina, con tu veta colorada y blanca al aire de la ciudad, fuiste el protagonista de la primera foto que hice con mi nueva cámara, una olympus de 8 megas que me entregaron ayer, por ganar un concurso de fotografías, eso fue ayer, hoy desayuné entera con aceite y jamón, no me canso de saborearte, algún día te escribiré un poema, el día que no esté enamorado, y es que hasta en la blancura de tu veta veo su sonrisa.

7 comentarios:

Silvi.- dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Silvi.- dijo...

La verdad... muy poético.
Saludos

fran dijo...

Enhorabuena por lo del concurso y la camara, se puede saber donde lo ganaste? (por cierto yo gane tambien uno hace poco y me regalaron una leica de 7.2 megapixeles)

Lacava dijo...

Peazo de foto, Canonigo. Yo con quince años me creía que Jamón era un pueblo. Y ahora que sé lo que es, viene el mamón de las calorías a darme el día.
Menos mal que de espinacas me puedo poner puo.

rocio_siempre_rocio dijo...

muxas gracias x visitar mi blog,puede usted exar un vistacito cada vez q le apetezca,le agrego en mi lista d blogs favoritos,m encanta el tuyo...saludos!!!

Moe de Triana dijo...

Que arte de entrada canónigo, de las de media verónica...

A mí de pequeño mi abuelo me decia que no commiera jamón que se pegaba en las tripas, guasa dicen que no tiene el tío.

Un saludasso.

Zapateiro dijo...

Ojú shiquillo, esa foto es mi perdición. ¡Qué me gusta un buen jamón! Creo que es de las pocas cosas que no me canso nunca de comer.

Qué mal gusto tenemos...

Un saludo.

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...