lunes, 25 de agosto de 2008

TRECE VECES TE DIRÍA


Melodiosa y altanera se levantaba mirándome desde ese rincón en el que pocas veces puedo mirarte. Esa atalaya trianera que a veces se abre para poder mirarte desde allí. Se que te lo he dicho muchas veces. Se que sabes que te quiero y que sin verte no es lo mismo. Pero cuando paso un tiempo sin poder mirarte me siento incompleto.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Escucha... solo alguien como tu puede crearlo.

El día que colgué la cámara...

Coria se preparaba para los toros de San Juan. En el Convento Madre de Dios, olía a anis y a almendra en el torno del Cenobio. - Ave Mar...