miércoles, 6 de agosto de 2008

VAMOS AL TOMATE


Lo tengo claro, si existen las reencarnaciones. En una de las últimas fui grillo. Que me gusta un tomate, troceado. Su poquito de sal, aceite y vinagre. Y si no se anda mal de ardentías, un ajito troceado. Si se teme amanecer al día siguiente como un dragón por dentro, mejor suprimirlo.(el ajo). Todo regado con una cerveza helada y a soñar....

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Que facil es hacerte soñar!

Lacava dijo...

Joder, po no que se me ha antojao.
"aravuervo"

El día que colgué la cámara...

Coria se preparaba para los toros de San Juan. En el Convento Madre de Dios, olía a anis y a almendra en el torno del Cenobio. - Ave Mar...