viernes, 29 de agosto de 2008

ETERNIDADES


Una vez dejé escondido en unas letras. Mi historia. Esa que lleva tu nombre. Esa historia que si algún día me alcanza la parca un mensajero te llevará. Para que sepas de verdad lo que has sido en mi vida desde que apareciste hasta que yo me vaya. Esa historia que se fraguó en mi pensamiento mientras me colgaba de tu mirada y poco a poco te convertías en mi sueño.

No hay comentarios:

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...