martes, 26 de agosto de 2008

VELETA


Nunca como aquel día tuve tan cerca una. Fue en el corazón de Triana. Donde el cielo se unía con el barrio.

La luz de un caramelo

No llevaba mi cámara. Ningún medio necesitaba de mi trabajo y quise ejercer de tito Antonio. Así me crucé con mi Rey Baltasar. Porque tu ...