jueves, 12 de febrero de 2009

CONTRASTES


Al Rascaviejas.
Las Sevillas son muchas. A veces demasiadas. Te cruzas con la tradicional, la alternativa, la de siempre, la nueva, la verdiblanca, la mestiza, la de ruán, la rojiblanca, la de tasca, la de restaurante,...., después de muchas, descubres la erótica. Esa en la que la procacidad, lo psicalíptico, todo aquello que rodea las calenturas de espíritu tiene cabida.

2 comentarios:

Rascaviejas dijo...

Inmenso. No sabemos si el efebo tenía corona...de laurel, pero lo de la cabida da mucho en qué pensar...

Zapateiro dijo...

Jajajajajaja,muy buena Antonio.

Un beso.

La luz de un caramelo

No llevaba mi cámara. Ningún medio necesitaba de mi trabajo y quise ejercer de tito Antonio. Así me crucé con mi Rey Baltasar. Porque tu ...