martes, 24 de febrero de 2009

LIMPIANDO PLATA


Renovando ilusiones. Año a año con la paciencia ancestral de colorear de brillos el ajuar procesional. A un día de que se inicie la Cuaresma se comienza a dibujar la apariencia procesional de los enseres. Año a año, día a día, centímetro a centímetro la vida sigue.

4 comentarios:

Juanma dijo...

Ay, deuda impagable con el sidol...

Un abrazo, Canónigo de mi arma.

Zapateiro dijo...

¡Qué maravilla!

sevillana dijo...

Anda que no he limpiado yo años los enseres de los pasos de mi Hdad. del Cristo de Burgos y lo hacíamos en una habitación que hay en la torre y la cual tiene una ventada que da a la estatua de Sor Angela, eso si con bicarbonato y alcohol como debe ser.
Saludos

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Ojú Canónigo, ¡miarma!, he visto la foto y hasta he olido el mejunje.
Bendita sean las uñas negras si son por tan gratificante labor.
Un abrazo.

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...