miércoles, 18 de febrero de 2009

UNA NOCHE


Tenía la noche un extraño olor a recuerdos. El frío Febrero arrancaba entre sueños y ganas de soñar. Entre inicios de la dicha y deseos de llegada. En la fría noche noté como la vida se reparte para sorprendernos y como siento de lejos el año que ha transcurrido desde la última vez que te llamé Cuaresma.

3 comentarios:

Zapateiro dijo...

Esta Virgen me deja tonta perdía.

Zapateiro dijo...

Esta Virgen me deja tonta perdía.

sevillana dijo...

Ya nos queda menospara vivir otra Cuaresma y despues con los días pasados poder soñarla.