viernes, 6 de febrero de 2009

CIUDAD



Allí permanecía cercana y distante en cada calle. Envolvía recuerdos y fiestas. Completaba instantes y permanecía olvidada ante la monotonía. Siempre esta ahí aunque a veces no nos demos cuenta.

6 comentarios:

Las Columnas de Sevilla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Edward dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Carmenchu dijo...

Anda que si doy con tu blog cuando estudiaba la carrera me hubieras facilitado un trabajito que tuve que hacer sobre fotografía y a mi, para variar en mi temática de trabajos, me dio por hacerlo sobre fotografía cofrade en plan evolución de estilos. La verdad es que nos lo inventamos un poco, como el profesor era mejicano...

Carmenchu dijo...

Anda que si doy con tu blog cuando estudiaba la carrera me hubieras facilitado un trabajito que tuve que hacer sobre fotografía y a mi, para variar en mi temática de trabajos, me dio por hacerlo sobre fotografía cofrade en plan evolución de estilos. La verdad es que nos lo inventamos un poco, como el profesor era mejicano...

Sibelius dijo...

No conocía este blog y me ha encantado, queda agregado a partir de ahora a mi lista. Permítame un regalo, un poema de Joaquin Romero Murube, que va muy bien con estas tardes lluviosas y frias, ideal para andar de tascas y bares olvidados, sólo y con nostalgias.

LUGAR

La luz agria de tu barrio
me ronda con tus cristales.
Por entre mis manos fluye
el agua añil de la tarde.
El aire queda vencido
en la pared de mi carne.
Las esquinas giran locas
alrededor de mi talle.
Pájaros perdidos cantan
porque mi lengua no hable.
La llama de mis cabellos
negra se tuerce en el aire.
Por el cielo va deshecha
la flor de mis voluntades.
¡Ay, se me corta la vida
en el cristal de esta tarde!.

Joaquín Romero Murube

Maritoñi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...