miércoles, 28 de enero de 2009

TARDE DE SUEÑOS


Rozaban tus piedras las nubes de un invierno tardío. Tus pardas piedras se confundían con el nublado hasta que se encendió tu alumbrado. Mirarte me relaja. Mirarte me provoca paz. A veces cuando vuelvo de viajar necesito sentarme muy cerquita tuya y quedarme mirándote un rato. Giralda bella , siempre te debo una mirada.

5 comentarios:

Juanma dijo...

¡¡¡Vaya color el de la fotografía!!! Una vez más, mi mayor enhorabuena.

Un abrazo, Canónigo de mi arma.

Las Columnas de Sevilla dijo...

Preciosa fotografía. Como cuida su ciudad desde lo alto.

Un saludo. (AG)

Zapateiro dijo...

Canónigo, hasta ahora, la mejor foto que te he visto de la Giralda. ¡Qué luz!

Híspalis dijo...

¡¡¡Pedazo de foto Canónigo¡¡¡ y al igual que tú.. también necesito ver a la preciosa Giralda muy a menudo. Espero que no seas celoso.

Un fuerte abrazo.

Carmenchu dijo...

Pero qué chula la foto!

No todo el mundo sabe apreciar la belleza de lo que lo rodea como tú. Eres un afortunado

Muy hermosa la imagen.