lunes, 19 de enero de 2009

CADA AÑO


Vino a posarse cerca de ti. Volaba el frío de calle en calle mientras buscabas tus lugares de cada año. Dolían los huesos de buscarte este año que más tarde llegas. Había pasado un año y cada vez más alto llegaba en la valla. Cada año te veía Señor. Cada vez que te veía sonreía. Eras el buen Jesús. Su Cristo. Y verte le alegraba.

2 comentarios:

Luz de Gas dijo...

PEdazo de foto

La gata Roma dijo...

Yo tengo una cita al año, o cientos de ellas, y me encanta, porque cada una es una, única, no son un puñado.
Kisses e

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...