jueves, 11 de diciembre de 2008

RETALES


A veces guardamos las sombras. A veces perdemos las luces por fijarnos en las sombras. A veces te paras a soñar despierto a veces tu sueño se convierto en realidad. A veces el insomnio me acompaña y paso noches como estas en vela recordando como sonríe mi sueño.

3 comentarios:

el aguaó dijo...

Y ese insomnio se convierte en retales de recuerdos y sueños por cumplir, o cumplidos, que nunca se sabe.

Si no me equivoco, amigo Canónigo, esta instantanea está tomado en una calle perpendicular a Méndez Núñez y Zaragoza, que une ambas vías.

Un abrazo muy fuerte.

Luz de Gas dijo...

Lo mejor es despertarse

Anónimo dijo...

...e intentar vivir lo soñado.

El día que colgué la cámara...

Coria se preparaba para los toros de San Juan. En el Convento Madre de Dios, olía a anis y a almendra en el torno del Cenobio. - Ave Mar...