domingo, 21 de diciembre de 2008

PATA DE POLLO


En el cielo se notaba como llegaba el amanecer. Un amanecer de Feria. Un cielo nublado que presagiaba lluvia. Los priostes se afanaban en moldear los respiraderos con papel de aluminio. Los dos Don Julián del 7 empezaban a ser fumados para que llevaran el tamaño correcto a modo de hachón.
- Un momento de recogimiento voy a vestir a la pata.- Dijo la camarera.
Me acerqué al Hermano Mayor:
- En estos instantes se va a celebrar un cabildo, para decidir si se sale o por la inestabilidad meteorológica se hace un via crucis interno.
Lo que más me llamó la atención fue como el susodicho Hermano Mayor pudo decir esas dos palabras con el grado de white label en sangre que llevaba.
Se preparaban los costales hecho de farolillos, dadle ideas al Mosca, pensaba yo. Alguien se entonó " por la mañana, por la mañana, que bonita es la pata por la mañana". Yo aguardaba que vistieran a la pata con un brugal con naranja en la mano y la cámara colgada. Uno de esos gritos al aire "pata de polloooo....borracha". Alguien preguntó "¿esto cuando sale?. A lo que el promotor sacramental contestó "cuando Almonte quiera". Poco a poco las sonrisas aumentaban y las narices adquirían su color etílico. Y allá que ganó la calle. a los sones de campanilleros bolsilleros. Y de cante en cante. Los municipales de la caseta del Ayuntamiento eran similares a la Caixa, no daban crédito". Y allá los dejé. Salían de la carrera oficial. Y uno de sus priostes bajito y de voz ronca me dijo "quédate pasar bajo la portada es algo digno de ver, echamos cuerpo a tierra porque un año dio arriba". Y así entraron en los Remedios camino del Bugarín y yo me fui a descansar un rato. Ahora me cruzo con esta foto y es la prueba de que aquello no fue un sueño ni fruto del brugal con naranja.

1 comentario:

El callejón de los negros dijo...

Recuerdo la polémica de la Pata de Pollo Coronada...

Saludos

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...