jueves, 6 de octubre de 2016

ASÍ NO, CARLOS

Saturno ha vuelto a hacerlo. La Sevilla endogámica que se alimenta de sus hijos y los engulle para seguir adelante lo ha vuelto a hacer. Carlos Morán. Capataz durante 39 años de su Semana Santa, ya es ayer. Nadie discute que un capataz es algo secundario, pero eso no quita para que merezcan reconocimiento y respeto, después de una vida dedicada a su hermandad. Carlos se habia ganado  la oportunidad de retirarse y no de que lo cesaran, de hecho si el Martes Santo de 2016 no hubiera sido tan malo..., para que decir más. Un hombre al que no voy a venir a descubrir, pero si a defender. Porque sin ambages y sin culteranismo ASI NO, de esa forma y manera. Aunque los capataces sean figuras secundarias dentro de las hermandades, como deberían de ser, los músicos, los costaleros, los hermanos mayores,...., son personas y fue Jesucristo quién nos enseñó a amar al prójimo, y me parece una falta de respeto brutal hacía una persona como Carlos. Sólo espero que soporte el golpe y que sane pronto la herida de las formas. Y que el Hijo de Dios te haga sobrellevar esta falta de humanidad de la que has sido víctima. Y ahora los Martes Santo a disfrutar con Dori, tus hijos y nietos, después de una vida dedicada a tus hermanos. Yo Carlos estoy mutando a fotógrafo gastronómico, porque el día que esta ciudad me mande al olvido al menos habré llenado la panza. Un abrazo capataz.

4 comentarios:

DORI-TA dijo...

Muchas gracias Antonio, hablaste con el corazon y tu saber como cofrade

eduardo dijo...

Cuanta razon

eduardo dijo...

Cuanta razon

Fco. José Gala dijo...

Desconozco el caso de Pepe candela, pero ni Carlos ni Diego se merecen lo que le ha hecho esta junta de gobierno de fariseos después de tanto años noches dedicados a la Hermandad de San Benito, en el más amplio de los conceptos, bolsa de Caridad y ayuda a los ancianos de las Hermanitas. Ninguna persona se merece el trato que han recibido estos señores por parte de los fariseos que hace unos meses engatusaban a Pilato.

Empatía sacra

" En verdad te digo que hoy estarás conmigo en el paraiso." Esas palabras etéreas y eternas de nuestro Señor, la capacidad de...