miércoles, 19 de octubre de 2016

TIEMPOS DE COFRADÍAS

Tiempos de cofradías, que no de hermandades. Pasaron esos tiempos en los que se recolectaban los pocos "pogramas" que por Sevilla circulaban, cuando un concierto era un acontecimiento memorable. Cuando te miraban con extrañeza por llevar un trípode. Tiempos de extraordinarias, verdaderamente extraordinarias. Tiempos memorables cuando Pasión pasaba por la pasarela de la Cartuja y un aspirante a hermano mayor no necesitaba hacer campaña electoral. No todo lo antiguo es bueno y lo moderno es malo, pero hemos perdido esa conciencia de grupo, de hermandad, que teníamos y que ahora se ha transformado al compás de esta sociedad desnaturalizada. Trataremos de apoyarnos en los momentos que nos queden, en el trabajo de los artesanos, de las bandas, de los floristas, de los bordadores,..., de todas esas personas que ponen el corazón en lo que hacen. Y en los momentos que nos pinchen en el corazón detrás de un palio. Voy a hibernar que llega el frio al alma.

No hay comentarios: