sábado, 31 de octubre de 2009

TRES CAIDAS


A veces compañero, nos sentimos caer en la vida. O alguien cae a nuestro alrededor y el cariño que le tenemos a esa persona nos arrastra un poco en su caída. Yo nunca se como dar esa palabra de animo para la persona que cae, aunque si algo he aprendido en esta vida es que todo pasa. Así que tu que tanto sabes de ir siempre de frente, no te agaches ahora y empuja parriba en este instante en el que la vida parece hecha de hormigón. Sólo decirte que aquí un amigo para lo que necesites. Un abrazo compañero y ya sabes a meter riñones.

2 comentarios:

El callejón de los negros dijo...

Ante el Caído siempre hay un Cirineo.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

A mi sí supistes decirme las justas en un momento de verdadera necesidad y nunca lo olvidaré.
Un abrazo