viernes, 16 de octubre de 2009

991


Adios a Pepín, recién entrada la Reina de Todos los Santos, sonaba Soleá dame la mano, yo estuve allí y todos los que pasáis por aquí también.