viernes, 23 de octubre de 2009

MADRUGADAS EN VELA


Me suele llegar el sueño, siempre demasiado tarde. Me desvelo pensando en muchas cosas y me arropo con tu amor Lolilla hasta que me rinda Morfeo y me vaya a descansar. Lo bueno del insomnio, si hay algo, es que cuando te acuestas, es como si cayera la puerta de la Catedral con la llave puesta. Entonces te paras a pensar y dices "si no estoy tan mal", si aún me quedan cojones(con perdón ministra pero es que a mi es lo que me queda) para seguir luchando y el amor de mi mujer que no está remitido a una nómina, entonces es cuando te sientes el amo del universo y con la fuerza de los cadetes polacos cargando a caballo y sable contra los panzer alemanes, y entonces el sueño poco a poco te va venciendo y te vas durmiendo pensando en los que te compararon con el pintor Amalio por esa foto, que es la enésima que le hacías en un tu vida a la Giralda, la diosa más bonita que jamas hubo en el Olimpo Sevillano.

4 comentarios:

dama dijo...

Olé.

El Caliz de la Canina dijo...

Animo y palante, el amor lo puede todo amigo.Dios aprieta pero no ahoga .....

Un abrazo canino.

La Canina seguirá cavilando ....

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Canónigo, miarma, si la falta de sueño me inspirara las grandezas de amor y cojones que te inspira a ti, me apuntaba a ella.
Un abrazo.

La gata Roma dijo...

En fin, ya sabes que duermo poco, al menos por la noche, poco a poco estoy entrando en el ritmo invernal en que suprimo la siesta y las noches tienen pocas horas con los ojos cerrados… Al menos tu tienes una gran motivación para caer al final del duelo con una sonrisa, que dure mucho eso amigo.
Kisses

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...