miércoles, 20 de mayo de 2009

RECUERDOS


A Sibelius, siempre nos quedará mirar atrás....
Raída por el tiempo y la memoria estaba tu figura. Volviste desde dentro de un programa del año 63. Una época desglobalizada, sin móviles, sin olvidos ni recuerdos. Tu estampa guardaba la esencia de lo que a veces nos empeñamos en perder. Tu mirada limpia entre la mugre del tiempo me recordó aquello que tantas veces ansié, la pureza de la penitencia. Esa pureza que sobrepasa los desmanes de la sociedad moderna. No hay concepto de palabra, se interioriza al nacer o al criarte y poco a poco va saliendo cuando la ciudad rememora la fiesta de las fiestas. ¿Que voy a explicar yo con mis letras que no explique tu mirada?.

1 comentario:

Sibelius dijo...

Si he perdido la vida, el tiempo, todo
lo que tiré, como un anillo, al agua,
si he perdido la voz en la maleza,
me queda la palabra.

Si he sufrido la sed, el hambre, todo
lo que era mío y resultó ser nada,
si he segado las sombras en silencio,
me queda la palabra.

Si abrí los labios para ver el rostro
puro y terrible de mi patria,
si abrí los labios hasta desgarrármelos,
me queda la palabra.

En el principio
Blas de Otero