martes, 27 de noviembre de 2007

UNA ENTREVISTA MUY BURRA


Entré en la iglesia, que se reponía a la monotonía de fuera, con un silencio casi sepulcral. En la oscuridad, nos esperaba nuestro personaje que aguardaba en la oscuridad, para conservar su anonimato.
Levantó su cabeza desde el altar del crucero donde me esperaba.
- ¿ Entiendes por que te cité a esta hora y aquí?.
- Hombre es normal, día laborable, 11 de la mañana,..¿como te puedo llamar?
- Ya hombre lo digo en tono descriptivo, no crítico, llámame Rucio.
-¿Por que preservas tu identidad?
- Me siento observado, me señalan y fotografían por la calle, cuando salgo.
- ¿ Como se lleva eso de ser un animal de las cofradías? ¿ Por cierto eres capillita?.
- La verdad es que soy capirotero, sólo aparezco en la cofradía el día de la salida. Somos muchos los animales, algunos de nuevo cuño, como el gallo, vienen pegando fuerte, pero aquí quien manda es el dragón.
Tiene un status superior al nuestro, el significa algo, eso si, no se le sube a la cabeza ser alegórico, es afable, a mi un día me dio un trozo de manzana y todo.
- ¿Con quien te llevas mejor?
- Tengo varios, el mejor el pelícano, nos entendemos a las mil maravillas, nunca dejamos sola la iglesia, si salgo yo se queda él y al revés.
También me cae muy bien el Pollo de la centuria, vamos es mi compadre, apadrinó a mi hijo.
CONTINUARÁ..........

3 comentarios:

el aguaó dijo...

Magnífica entrevista. Espero con ansia su continuación, donde espero aclare que sintió cuando salió con el Pelícano por la noche.

Genial amigo. Un abrazo.

Nube Negra dijo...

Entrevistarás alguna vez al "gato"?...

Glauca Maria dijo...

Cuantos recuerdos de mi niñez me trae el entrevistado...
Un beso