domingo, 25 de noviembre de 2007

Domingo de otoño


Un domingo, raro, extraño, normalmente siempre quiero hacer alguna foto, hoy no me apetecía, era el besamanos de mi Virgen de la Caridad, y acababa mi exposición de fotos (con dos fotógrafos más), llamada Sevilla en un pentágrama (de ahí la foto de aquí arriba) y no me apetecía tomar fotos; sin embargo me eché a la calle, me acerqué al Arenal (mi barrio de adopción) y después de ver a la Pura y Limpia hacia el convento de la Encarnación, volé hacia la Capilla que nació en el Monte del Mal-Baratillo para ver a mi Virgen, y allí me crucé con una estampa inédita que fotografié gracias a la cámara de un amigo, al final salió el fotógrafo que llevo dentro; en la Bodega el Punto(frente a la Capilla), acabamos hablando de Cofradías, soñando un 4 de Febrero que será miércoles de ceniza y que comenzará todo otra vez; Rilke decía, "Vivimos despidiéndonos continuamente", era pelín pesimista, para despedirse hay que llegar antes a alguien o algo, sin embargo existen días en los que todo parecen despedidas, así me levanté esta mañana, hasta que me acordé de quien soy, y lo que me ilusiona; mañana es un día especial, alguien que me importa cumple años, ojalá tenga un día maravilloso.

3 comentarios:

el aguaó dijo...

Verás como hoy será otro día. Las fotografías son excelentes amigo.

Un abrazo.

Glauca Maria dijo...

El domingo ha pesado como una gran piedra atada en el alma Este comentario me dejó un poco preocupada pero tu entrada me tranquiliza.

¡Somos vecinos de barrio!. Tu por adopción y yo por nacimiento.

bogar dijo...

Me ratifico en el comemtario de ayer,me alegro muchisimo de haberte encontrado.Saludos y felicidades a la persona que cumple vida

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...