sábado, 17 de noviembre de 2007

REFLEJO

Miraba y remiraba, aquel día no sabía que fotografiar, es lo que pasa cuando te has cruzado con una imagen demasiadas veces por el visor, como imagen sigue siendo atrayente, como fotografía había perdido la magia de la primera vez.
Así te encontré rebuscando en tu Basilica, escondida bajo un candelabro e impresa en el marmol de la pared, estabas como un sueño, difusa, pero perceptible al ojo de cualquier capillita, era un viernes de cuaresma y la fechas avanzaban como locas para verte en tu paso en la calle.

2 comentarios:

perfe dijo...

La foto es buena,al igual que en la entrada "foto", pero hay que reconocer que la Señora lo pone fácil ¿no?

Glauca Maria dijo...

He llegado hasta aquí desde el portal de Arte Sacro, el único portal cofrade en el que entro de vez en cuando.
Muy buena la foto.
Felicitaciones por un blog diferente sobre un tema común.
Un saludo

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...