martes, 7 de noviembre de 2017

Noviembre


Luces que salen de lo más hondo. Luces de recuerdos, cálidas como un abrazo. Mes de recuerdos. Mes de tristeza. De una ciudad que corrompe sus entretelas a ritmo de cuadro de Valdés Leal. Ay Sevilla si no te quisiera tanto. Harto de paladines sevillanos que tienen los pies metidos en mierda. Harto de lecciones hispalenses que vienen de mentes negras como ciénagas.
Sólo la luz de estos días posándose sobre tus adoquines merece la pena. Sólo tus atardeceres de otoño llenos de nubes y de sueños. Sólo el olor de las primeras chimeneas en los días de frío.
Salta noviembre en Sevilla a la palestra de los días con ese afán al claro oscuro que tiene esta ciudad para todo.

No hay comentarios:

ASTORGA, XXII CATEDRALES

El hombre que coleccionaba catedrales, ya van 22. Aunque estoy seguro que si me paro a mirar en mis discos duros, donde se juntan histori...