martes, 16 de febrero de 2016

LA HORA

Poco a poco la noche va tornandose en madrugada. Va llegando la hora de volver a pensar en esa imágenes que pasan por mis manos y mis ojos a la velocidad del viento.Ya deben de estar mi Cristo y mi Piedad bajados de sus andas. Ya la mañana de ayer es pasado.Van pasando horas de Cuaresma que se escapan entre los dedos sin mirar. Pronto el incienso y la cera serán recuerdos.Aunque ahora ha llegado la hora de los sueños. La hora de los que silbamos Margot cuando bajamos a la playa en agosto.La hora de los que saboreamos la primera torrija como si tuviera la facultad de parar el mundo en el primer mordisco.La hora de mirar la ciudad con deseo enamorado de sus calles y sus luces. Llega la hora de acumular instantes para suplir la nostalgia de cuando el presente se convierta en pasado. Llega la hora, nuestra hora.

No hay comentarios: