miércoles, 9 de septiembre de 2015

CORAZÓN DE ROMERO

Tienes bendita mia, alma mora. El cuerpo lleno de curvas que te dan unas formas voluptuosas.Coronada de cristianismo y rodeada de turistas. Así te encontré una mañana brumosa de septiembre. Con cuerpo de vacaciones y alma de vuelta al cole, te miré y te remiré;rebusqué tus sombras y las flores de tus esquinas. Te remiré embelesado.Y sólo atinaba a soñarte rodeada de romero. Oliendo a camino Trianero o a domingo de Resurrección de los de Curro. Tus campanas sonaron en la lejania. Abajo la ciudad corría de a diario, tus piedras me dieron fuerzas para seguir andando al futuro.

No hay comentarios:

El día que colgué la cámara...

Coria se preparaba para los toros de San Juan. En el Convento Madre de Dios, olía a anis y a almendra en el torno del Cenobio. - Ave Mar...