sábado, 30 de noviembre de 2013

LOS BOCOY DE PEPE

Se muere noviembre y se cierra otra de esas páginas invisibles que nos hacen la vida llevadera. Hoy las puertas de esa tasca en las que el tiempo parecía frenarse, ya están cerradas. El lugar de personajes callados que de repente prenden la chispa del ingenio en un instante, para seguir la fase contemplativa de la borrachera,...,mientras el tiempo sigue pasando alrededor. Cerró Pepe Yebra, el tasquero de los alias impronuciables, el de las bebidas blancas, el del duralex eterno y el mandil blanco. Ayer me fui a dormir con la sensación de haber mudado otra piel de serpiente. Ayer cerro Pepe Yebra y los borrachos de Sevilla estamos de luto. Aunque Pepe no se haya muerto.

No hay comentarios: