miércoles, 3 de abril de 2013

EN LA PENUMBRA

En la penumbra, te fuiste como llegaste. Desapareciste una mañana de primavera, cuando estabas recien llegada. Cambiaste nuestras vidas un año más y te fuiste calle abajo; mientras más de uno aun tarareabamos una marcha. La ciudad se adueñó de ti y tu de Ella. Así sin más. Poco a poco fueron desapareciendo tus rastros y todo volvió a la normalidad, salvo nuestra alma que pasó otra vez por ti, mientras crecías en la penumbra de una iglesia...

No hay comentarios:

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...