sábado, 19 de mayo de 2012

SIN CÁMARA

Es ir sin cámara y aparecer. Llegar ese instante mágico en el que un momento se convierte en eternidad. Para eso a veces quedan los teléfonos. Unas máquinas endemoniadas que cuando se deciden a ayudar al recuerdo no tienen precio.

No hay comentarios:

LA LUZ DEL CERRO

Ya está la noche convertida en madrugada y aún huele a tierra mojada por Sevilla Este. Hace ya casi dos horas que volvimos de mi barrio, d...