lunes, 21 de mayo de 2012

SAN ESTEBAN

Se no quedó en ganas el gran balcón del amigo Oscar. La lluvia se llevó nuestras ilusiones fotográficas.

No hay comentarios:

La luz de un caramelo

No llevaba mi cámara. Ningún medio necesitaba de mi trabajo y quise ejercer de tito Antonio. Así me crucé con mi Rey Baltasar. Porque tu ...