domingo, 27 de mayo de 2012

FELIZ CUMPLEAÑOS

A mi mujer Lola, contigo es pentecostés todo el año. Siempre llegado este momento los años sin Aldea eran demasiado dolorosos. No sentir tu cercanía. No encontrar esos instantes de últimas sevillanas calladas esperando las campanas de la ermita. Eran noches de no querer pulsar el botón de canal sur, y querer pulsarlo en el alma. Noche de apretar la medalla como si fuera a trasladarme a sus plantas desde ese trozo de metal. Pero como tu baja mirada es para ir recordando y que no se te olvide ayudarnos a todos; me trajiste a la compañera perfecta. Me acercaste a mi mejor mitad. Hoy ambos esperamos ese instante en el que te poses en la tierra para dar esperanza, sentados delante del televisor. Tu ya tienes tus velas y yo soy feliz aunque este año no halla aldea. Además el lunes de pentecostés coincide con su cumpleaños. FELICIDADES AMOR MIO. GRACIAS MADRE POR PRENDER MI FELICIDAD EN SU SONRISA.

No hay comentarios:

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...