jueves, 6 de mayo de 2010

NAZARENO


No soy más que un penitente de tu prisa.
Un guerrero enmascarado que defiende tu pena.
Una sombra oscura blanca que desaparezco cada año cuando acaba esa semana en la que Cristo vuelve a redimirnos. Ahora me venden, o venden este rinconcito,..,no sé. Creo que para el año que viene no volveré a estar aquí.

2 comentarios:

Sibelius dijo...

"...se le subió a los ojos
una honda amargura, y en la sombra lloró.
Y todo esto mordiente, vencido, mutilado,
todo esto que se hallaba en su alma encerrado,
pienso que sin quererlo lo he libertado yo."

fragmento de Pudiera ser
Alfonsina Storni

Humilladero dijo...

¡Resiste nazareno!, son los puntales de la fe...