jueves, 11 de febrero de 2010

OJOS DE PASION


Se cerró la noche en pasión y en recuerdos. Aquel día al final no había llovido. Y llegó con tiempo a la capilla. La ciudad estaba fría, muy fría. Y siguió pensando todo su camino y rezando y recordando mientras la luna de polvorón empezaba a recortarse.

1 comentario:

NATURAL DE SEVILLA dijo...

Eso de la luna de polvorón te ha quedado para comérsela. Continua inspirándonos...

El día que colgué la cámara...

Coria se preparaba para los toros de San Juan. En el Convento Madre de Dios, olía a anis y a almendra en el torno del Cenobio. - Ave Mar...