miércoles, 19 de agosto de 2009

LA MUERTE DE BYRON

Llevo un par de días pensando en la noticia que más me llamó la atención de la pasada semana, la muerte de un chico de 24 años porque el mismo se clavó una navaja en el pecho que le seccionó una arteria. Una muerte evitable. Una muerte que en esta sociedad de la información debería usarse para demostrarle a alguien que deben de cambiar de comportamiento. En esta sociedad en la que se usa la información para cualquier cosa debería de usarse esta noticia para enseñarle como comportarse a esa sección de los jóvenes que se creen inmunes para casi cualquier cosa. Para colmo si te pones a rebuscar resulta que el finado era uno de los que con una muleta en la mano le pegó a un guardia jurado en el campo del Sevilla hace 7 años, tenía 17 se libró. Además el sujeto tenía dos hijos. Yo sigo con la parada reciclante. Pensando en que yo me emborrachaba, me iba de juerga, si me apuras mucho en el gamberrismo, llamábamos a una puerta y salíamos corriendo...., pero clavarte una navaja, pegarle a alguien con una muleta...., deberíamos de reflexionar para no perder el rumbo. Bueno voy a seguir parado un poco más reflexionando lo menos posible, os dejo una foto que no tiene nada que ver con esto.

7 comentarios:

Juanma dijo...

¿Estás seguro de que no tiene nada que ver la foto? Ten cuidado, que el subsconsciente es peligroso. La foto no es más que un oasis de belleza entre tanta mierda. Por supuesto que tiene que ver la foto: es una forma luminosa de salvarnos.

Un abrazo, Canónigo de mi arma.

Lacava dijo...

El cielo de esa foto sí que me clava a mí las arterias... Hasta el tuétano, que dirían por mi cuna.

Sigue "reflexionando" tranquilamente, Canónigo.

mangeles dijo...

No le dé más vueltas Pepe, hay personas autodestructivas, y destructivas...y no es fácil resolverlo....


Un saludo

NATURAL DE SEVILLA dijo...

Sobre todo reflexionar, antes de tener hijos ó ser padres ó simplemente no estar preparados para dar o recibir educación. No sé...

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Me da alegría verte por aquí.
Sigue reflexionando y más si lo haces con la mesura y acierto que siempre sueles.
No estoy de acuerdo con el refran que dice "el que nace lechón, se muere cochino". Nuestra sociedad está obligada a buscar el remedio para estas personas descarriadas.
Un abrazo

La gata Roma dijo...

Yo con 24 años y en mi casa metía… si es que voy para santa Antonio, lo sabes..
Ahora en serio, harán que pierda la capacidad de asombro, lo sé, entre unos y otros lo conseguirán…
Kisses

Finidiblanco dijo...

El problema es la cantidad de derechos que la sociedad les ha dado a los jóvenes y los poco deberes de que tienen constancia los mismos; muchas veces, he entrado en clases de primaria de algunos de mis compañeros de profesión y han tenido un mural de derechos y deberes del alumnado y los derechos quintuplican los deberes, lamentable.
Siempre pongo para esto una frase del juez Emilio Calatayud en la que dice que es increible que sus hijos puedan beber en la calle y que el no pueda fumar en su trabajo.

ACUEDUCTO

Metáfora perfecta de la vida. Luces y sombras que escapan. Luces y sombras sobre nosotros, sobre nuestra existencia. Felicidad efímera de...