sábado, 13 de julio de 2019

Movimiento


Decía Aristóteles del movimiento que "el tiempo es la medida del movimiento en dos instantes". Hoy te he visto Señor, no te veía desde el Lunes Santo. Tu sabes que desde Feria para acá he estado averiado. Ibas conmigo en el bolsillo del pijama con el que entré en quirófano y desde aquel día sólo pensaba en que día volvería a verte. Las imágenes tienen ese poder de darte la fuerza de que el tiempo pasa y el movimiento que genera ese paso de tiempo es más liviano con fe.
Saqué mi cámara, esa olympus pequeñita que venía colgada de mi cuello aquel fatídico día en el que mi tendón se partió, era como cerrar un ciclo . Empezaron a pasar sonrisas conocidas, Rocío, Nicodemo, mi hermano de otros padres Santiago que hasta me trajo un botellín, Bonachera, J.I. Cabeza, mis magnos amigos Fernando y María. El cortejo me trajo más cariño María del Mar, Begoña, Rosa, Ángela, Manolo, Javi, José Enrique,...y llegaste Señor, nervios pellizcos donde duele ver que el movimiento que hace que el tiempo pasé en mi se reduce al de una muletas y una férula. Pasaste y pasó tu Madre y volví a meterme en el coche sabiendo que las fotos iban a ser horribles pero tenía que hacerlo, debía de sentirme fotógrafo otra vez. No sé como te has metido tanto en mi alma Señor, un tipo del Cerro y afincado en el Arenal que gracias al abrazo de los que son mis hermanos y de tu dolorosa cara has hecho que me sienta del Tiro como si hubiera nacido en los Teatinos, que ya al menos se distinguirla de Almirante Topete. Tu cara emergió una mañana de primavera para quedarse en la cumbre de mis devociones. Gracias Señor por esa fuerza, no te he pedido más nada, que más podría pedirte, mi Lola me sigue queriendo y los mios siguen palante ya estuviste en tu sitio cuando este el más imperfecto de tus hijos entró en un quirófano y cuando me echaste el capote en una caida que pudo ser más grave. Me has dado movimiento para que pase el tiempo. Gracias Señor te veo a la vuelta.

No hay comentarios:

La última croqueta

Debe de ser que uno está convaleciente, y más sensible. O debe de ser que mis vacaciones van atadas a una férula y eso hace que los pensam...