viernes, 9 de noviembre de 2018

Hasta siempre Capataz.


Camino del campo del Real Betis, cuando un mensaje me dijo que faltabas en este mundo desde este tarde, Rafael. Mi primer partido junto a mi sobrino, y le empecé con los ojos llorosos. Aún en mi memoria aquellas palabras tuyas cuando llevabas un costal bajó la Caridad, de un costalero tuyo caído en accidente de tráfico, "siempre hay que querer a los que te quieren". Y ahora que hacemos.
O las veces que leías el periódico en el bar Taquilla y me acercaba a verte "Rafael ¿como estamos?", "aquí seguimos hijo, algo mejor que el mundo". Esas frases que daban en el clavo. Aún recuerdo aquella salida de los Javieres, con que poquito hiciste que hasta a este humilde fotógrafo le entraran ganas de pegarle una levantá a la Virgen de Gracia y Amparo. O aquel camino de los locos, con el sombrero de paja y comiendo melón y como me dijiste guarda el aguardiente que eres una persona seria. Tu penúltimo Miércoles Santo, mientras nuestra Caridad se iba por Pastor y Landero y a ti te ayudaban para salir de aquella puerta, tu puerta, esa que conocías con los ojos cerrados. "Que tal Rafael como va todo" "bien hijo-miraste al palio que ya se había encajado en Pastor y Landero- bien...jodío", porque tu corazón se iba detrás de esas bambalinas que tantas veces llevaste detrás.
Yo te recordaré siempre en la Avenida, con los ojos iluminados de pasión hacia una Madre que llevada por sus hijos no paraba hasta la Catedral. Los de abajo sabían como debían de hacerlo, como tu les habías encomendado. La madrugada ya va llegando oh capataz y eres tendencia en twitter, dando una idea de la importancia que se ha ido. Oh Capataz, en 2019 estaré pendiente de nuestra Virgen en la Avenida, ojalá vuelva a cruzarla de un lado a otro sin parar y a la marcha como siempre, será el mejor homenaje para recordar al que será por siempre tu capataz. Un abrazo a Fali, Edu...y toda tu prole. Te echaremos mucho de menos gracias por una vida hecha ejemplo. Se va una buena persona y eso siempre es mala noticia.

No hay comentarios:

QUE 40 AÑOS NO ES NADA

...que fébril la mirada, que diría el tango. Me paro a pensar que si esto que si aquello, que si para acá que si para allá. Y la fébril...