viernes, 14 de abril de 2017

SUSTO DE MADRUGADA (QUEREMOS SABER)


Este reportero huérfano de medio, se sienta a escribir para el mundo a una hora en la que debería estar encaramado a la casa de mi amigo Fernando fotografiando los nazarenos del palio de la Esperanza de Triana, esperando a la Esperanza de mi infancia; y sin embargo estoy ante el ordenador y con una tila para conciliar un rato el sueño, porque el estado de alerta no se baja de las sinapsis de mis dendritas. Y es que, otra vez la Madrugá. Que la foto noticiable sea algo parecido a la que sale en este post..., un nazareno sin capirote y con los ojos de haber llorado, eso no se lo perdono a nadie. Que la madre de mi amigo Rafael, farol de la Esperanza de Triana este lesionada en una rodilla por una avalancha, que los músicos de San Juan Evangelista hayan tenido que suspender su estación por variados problemas, los nervios de mi Suegra, los nazarenitos macarenos llorando de miedo la noche de la alegría, los hijos de mi amigo Manolo en su primera madrugá, esos cuatro chiquillos peinados a lo Ruben Castro que me preguntaban que hacer, con la cara blanca y las voces temblonas,..., y tantas y tantas historias que seguro cuentan momentos muy dificiles en una madrugada de miedo y desasosiego. Espero que esta vez no quede todo en un yonki que cuchillo en mano hizo que la histeria colectiva llegara de la Gavidia al Triunfo, una coló justita, dos no cuela. No tenemos prisa Señor Espadas pero queremos saber, porque sólo desvelando quienes y que han hecho hoy podremos volver a confiar en salir en Madrugá.

3 comentarios:

Juan Delgado dijo...

Totalmente de acuerdo. Esto, me temo , que está más que organizado y nos venden lo del origen casual en una pelea, un pinta gritando u otra justificación que nos calme a los que amamos nuestra Semana Santa.

pablo guitarte dijo...

Pues tiene toda la pinta en que nos la vuelven a colar...todo se origina por una pelea en Arfe.....y se quedan tan tranquilos. Hasta que no haya muertos no van a parar.

Anónimo dijo...

Pues así a sido se veía venir