lunes, 8 de agosto de 2016

LA TRISTE DESPEDIDA

Decía Marcel Proust. "Solo sanamos de un dolor cuando lo padecemos plenamente", por eso hoy te escribo compañero. Porque mañana partirás hacia el valhalla, donde quiera que tus restos reposen allí estará mi memoria de nuestra historia.
Te vas un agosto que se inicia caluroso después de darnos lo mejor de tu vida.
Vida eterna de noches de terminar películas, retransmisiones deportivas tardías, pies en alto con torrijas y ver cofradías de vuelta en la televisión, te faltaba comentar los pasos del resto de Andalucia que canal sur nos pone de madrugada.
Noches de esperar a mi amor, su llegada, tardes de play station, de ver el Real Betis, tu viste el gol de Iniesta y  tantas horas de compañía que ahora echaré de menos.
Descansa en paz compañero, o mejor en punto limpio, no te olvidaré.

No hay comentarios: