sábado, 6 de octubre de 2012

EL MEJOR DE LOS FEOS

Son tiempos feos, muy feos. Demasiada lluvia fina que te cala los huesos como para no notarla. Lluvia llena de crisis y desesperanza. Son muchas las mañanas sobre todo de jueves, de pasar a verte y contarte. Sabes más de mis desvelos laborales que el SAE el Inem o como puñetas se llame. Veo pasar personas por tu ventana y agarrarse a tu reja, como ese clavo ardiendo al que te agarras con el alma para no acabar de hundirte. Hoy ha sido tarde de calle Feria y de tu Madre en varios cultos por la zona. Y al pasar por esa ventana a la que tantas veces le hablo, alguien te había pintado la fachada llamándote feo. Te he mirado y me ha parecido verte sonreír como diciendo "... déjalo..". Y he vuelto a fotografiar tu ventana como muchas otras veces que has sido diana de la sociedad que te rodea, te he rezado un padre nuestro y he seguido mi camino. Si la esperanza que representas es fea, la prefiero a la belleza del nihilismo. Si tu quieres el jueves nos vemos Señor, gracias por todo lo que me das a diario, aunque seas feo.

No hay comentarios: