lunes, 24 de octubre de 2011

ECCE HOMO

A veces después de oir el día a día de los telediarios. Hay que rescatar historias de los conventos. Historias pequeñas y simples como la de este ecce homo; que en cierto convento es venerado por las mujeres que lo conocen y que saben de su mediación para el embarazo. Historias pequeñas para días lluviosos.

2 comentarios:

Juanma dijo...

Y dulces, historias dulces.

Un fuerte abrazo, Canónigo de mi arma.

La gata Roma dijo...

¿qué convento es? Es que me suena muchísimo esta historia… lo mismo lo conozco y todo y la cabeza se me ha ido ya del todo y no lo recuerdo…

Kisses

El día que colgué la cámara...

Coria se preparaba para los toros de San Juan. En el Convento Madre de Dios, olía a anis y a almendra en el torno del Cenobio. - Ave Mar...