martes, 2 de noviembre de 2010

EL HOMBRE QUE COLECCIONABA LA CRUZCAMPO(CAP. I)



Se había mudado a uno de esos barrios donde se oían mejor los fuegos artificiales de la feria de Alcalá que los de la de Sevilla. Estaba muy feliz aunque a veces le daba añoranza aquello de tener tan lejos las murallas. Era demasiado doloroso para él que el Bar Taquilla estuviese a más de una hora.

- Es como mudarte al cruce de las Cabezas

Uno de esos mediodías en los que de excursión fue al centro, un camarero amigo, le tendió un puente en forma de vaso.

- Toma miarma llevátelo pa que te tomes tus tanques en Córdoba Sur.....(continuará)


2 comentarios:

Mephistopheles dijo...

man dao ganas de llorar!

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Ofú, que lástima Antonio.
Saludos.

La luz de un caramelo

No llevaba mi cámara. Ningún medio necesitaba de mi trabajo y quise ejercer de tito Antonio. Así me crucé con mi Rey Baltasar. Porque tu ...