viernes, 17 de septiembre de 2010

EN TUS MANOS...


Sin más Señora, en tus manos, allí nos encontramos todos, los que irán a tu encuentro de madrugada y los que mañana trabajamos temprano y ansiamos ya las 6 de la tarde.
La noche se está despejando con lo que la amanecida te tocará la cara allí cerquita del río. Poco después estaré empezando a vestirme para trabajar de fotero en una boda; yo que tanto trato de buscarme la vida. Me llama la atención que yo trabaje el día que tu sales. Ay Madre tus manos, siempre tus manos. Mañana por la tarde todo tendrá cabida; mañana Madre volveré a acercarme a tu paso y todo volverá a tener sentido. Todo estará en su sitio, en tus manos Madre, siempre en tus manos.

6 comentarios:

Rosa dijo...

Tú esta noche vas a estar ahí, porque yo a mis amigos los llevo en el corazón y te vienes conmigo. Un beso, grande, como tú.

Fran Silva dijo...

Se me ha adelantado Rosa en el comentario....

Mari Carmen dijo...

La Virgen nos llevará en el corazón a todos los que no podemos estar allí.

sevillana dijo...

Yo tampoco podré ir, mi padre que actualmente es el hermano número 60 de la Hdad de la Macarena ya no está para poder salir solo, hay que llevarlo en silla de ruedas, por lo cual nos quedaremos en casa y la veremos en la tele y también en la distancia se le puede rezar a la Señora.
Saludos

Diego Romero dijo...

Allí estaremos mañana: delante de su paso, y en sus manos.

Sibelius dijo...

Siempre con Ella, noche inolvidable y aún falta la tarde.