domingo, 31 de julio de 2011

RECUERDOS



Miró hacía atrás una tarde de verano, sin saber porque.Recuerdo aquella luz romana que me impactó; y es que a veces hay luces que se prenden de tu alma y no se bajan.

1 comentario:

Dama dijo...

Roma y sus luces siempre traen dardos al corazón.
Besazo.

La Gandinga de Triana

El sol apretaba, aunque al cruzar la esquina el frescor de la Marisma Madre rivalizaba con el picor del Astro Rey. La Carreta con "la C...