viernes, 13 de mayo de 2011

RETRATOS SEVILLANOS III



Desde lo más hondo de un cenobio. Allá donde el sonido se convierte en ausencia. Rodeada de fe y de Dios

No hay comentarios:

La luz de un caramelo

No llevaba mi cámara. Ningún medio necesitaba de mi trabajo y quise ejercer de tito Antonio. Así me crucé con mi Rey Baltasar. Porque tu ...