El Dios de las miradas

 El Cautivo, mi Cautivo. Es el Dios de las miradas. Su influjo sale de una mirada rota porque presiente su futuro y se fundamenta en las m...