jueves, 23 de julio de 2015

LOS MUÑECOS

Que no, que no le voy a escribir más al que busca protagonismo, porque no me da la gana. Ni voy a cargar ni a insultarlo a Él, aunque se tome tan a la ligera lo más profundo de muchas almas sevillanas. Hoy me he acordado de los muñecos, de las esculturas, de las imágenes, de las efigies..., fijese si habia sinónimos para dirigirse a Ellas desde el respeto del ateo.
Hoy se me ha venido a la cabeza aquel día de cofradías, de cruz desgastada por el cancer y ese luchar de cinturón de esparto por seguir en esta vida;esa fe hecha ruán superando los criterios médicos. Ese luchar y superar los plazos que nadie esperaba. Seguir andando tras tu Cristo con la fe que genera el que muere coronado sin corona. Y ahora que ya hace años que estas junto a Él, te imagino sonriendo con esa media sonrisa que usabas cuando no querías ponerte a la altura del necio contestándole. Lo mirarias de arriba a abajo y le dirías. "Déjeme con mis muñecos y quedese con los suyos, que de una forma o de otra, todos tenemos muñecos."

1 comentario:

Jose Luis Tirado dijo...

Enorme, amigo. Un saludo